Generic selectors
Resultados exactos solamente
Buscar en titulos
Buscar en contenido
Post Type Selectors

Cambiar tu bañera por un plato de ducha

La guía definitiva para cambiar tu bañera por un plato de ducha de carga mineral

A lo largo de los años, he sido testigo de cómo los baños de nuestras casas han ido evolucionando, y uno de los cambios más significativos es el reemplazo de las bañeras por platos de ducha. Este cambio no solo responde a una tendencia estética, sino que también a una necesidad de funcionalidad y optimización del espacio. Decidir transformar ese rincón dedicado al baño en una más práctica y moderna ducha, puede parecer abrumador al principio. Sin embargo, mi experiencia personal en este proceso me ha mostrado que, con la información correcta y una buena planificación, el cambio puede ser sencillo y muy gratificante.


El primer paso es comprender las razones detrás de la decisión de cambiar la bañera por un plato de ducha. ¿Acaso es el deseo de un baño más accesible y seguro, la necesidad de ganar espacio, o simplemente la preferencia por la estética de los platos de ducha? Sea cual sea el motivo, es fundamental estar bien informado sobre las opciones disponibles y los pasos a seguir para llevar a cabo esta renovación.


Antes de sumergirme en el vasto mundo de los platos de ducha, es crucial mencionar que la información que compartiré a continuación está basada en mi experiencia personal y en la investigación que he realizado. No obstante, siempre recomiendo consultar con Saneamientos Yagüe para garantizar un resultado óptimo.

Cambiar tu bañera por un plato de ducha

¿por qué sustituir una bañera por un plato de ducha?

La decisión de sustituir la bañera por un plato de ducha no fue tomada a la ligera en mi hogar. Luego de analizar diversas consideraciones, concluí que esta opción era la más adecuada para nosotros. Los platos de ducha ofrecen una entrada más accesible, lo cual es especialmente importante para personas con movilidad reducida o para aquellos que, como yo, planean envejecer en su hogar actual y desean anticiparse a futuras necesidades.


Además de la accesibilidad, los platos de ducha suelen requerir menos tiempo y agua para el aseo diario, lo cual se alinea con mi compromiso personal hacia la sostenibilidad y la eficiencia de recursos. También hay que considerar la limpieza; la superficie de un plato de ducha es más fácil de mantener que la de una bañera, ya que hay menos rincones donde se pueda acumular la suciedad.


Por último, el cambio de la bañera por un plato de ducha abre la puerta a un sinfín de posibilidades en cuanto a diseño. Desde lo minimalista y moderno hasta lo más tradicional, hay un estilo para cada gusto. Este tipo de renovación puede aumentar el valor de la propiedad, algo no menor si se tiene en mente una futura venta.

Las ventajas de un plato de ducha de carga mineral

Entre los diferentes materiales disponibles para platos de ducha, los de carga mineral tienen características que los hacen sobresalir. Estos platos están compuestos por una mezcla de minerales y resinas que les confiere una durabilidad y resistencia excepcionales. En mi búsqueda, descubrí que su superficie antideslizante es un factor de seguridad adicional que no puede ser ignorado, especialmente si hay niños o adultos mayores en casa.


Otra ventaja de los platos de ducha de carga mineral es su capacidad de ser personalizados. Pueden cortarse a medida para ajustarse perfectamente al espacio disponible, algo que con otros materiales sería impensable. Además, la variedad de texturas y colores disponibles me permitió encontrar la opción que mejor se adaptaba a la estética que deseaba para mi baño.


La longevidad de estos platos es otro punto a su favor. Son resistentes a los golpes, arañazos, y a los cambios de temperatura, lo que significa que su aspecto se mantendrá como nuevo durante años. Y aunque su precio puede ser más alto en comparación con otras opciones, considero que es una inversión a largo plazo que compensa su coste inicial.

Guía paso a paso para cambiar tu bañera por un plato de ducha

describamos un poco los pasos de cómo acometer el cambio de bañera por un plato de ducha de carga mineral

Cambiar tu bañera por un plato de ducha

Preparación y desmontaje de la bañera

El proceso de cambiar la bañera por un plato de ducha comienza con la preparación del espacio. Es imprescindible asegurarse de que el suelo está nivelado y que las conexiones de agua y desagüe son accesibles. El desmontaje de la bañera debe hacerse con cuidado para evitar dañar las tuberías o la estructura existente. En mi caso, opté por contratar a Saneamientos Yagüe para garantizar que este paso se llevase a cabo correctamente.

Instalación del plato de ducha de carga mineral

Una vez retirada la bañera, el siguiente paso es la instalación del plato de ducha. Este proceso incluye la colocación de un sistema de desagüe eficiente y la conexión del plato al suministro de agua. Una buena impermeabilización es crítica en este punto para evitar futuros problemas de humedad. Mi experiencia me mostró que seguir las instrucciones del fabricante al pie de la letra es esencial para el éxito de esta etapa.


Es importante modificar la altura de las nuevas tomas para garantizar la estética a la hora de montar la grifería, en mi caso opte por una grifería termostática con rociadores de ducha.

Acabados y sellado de juntas

Tras instalar el plato, llega el momento de los acabados. Esto implica la colocación de azulejos o paneles en las paredes, y el sellado de todas las juntas para evitar filtraciones. Elegir un sellador de calidad y aplicarlo con precisión fue un aspecto al que le dediqué especial atención, consciente de que un buen sellado es tan importante como la instalación misma.

Sellado correcto

Para el correcto sellado del plato de ducha, los azulejos deben apoyar sobre el plato de ducha entre .05 y 1 cm, de esta manera el mortero de sellado quedará perfecto.

Elegir el plato de ducha adecuado para tu baño

La elección del plato de ducha correcto es un paso crucial en el proceso de renovación. Hay que considerar el tamaño del baño, la disposición de los elementos existentes y, por supuesto, el estilo personal. Los platos de ducha vienen en una variedad de formas y tamaños, y elegir el adecuado puede marcar la diferencia en la funcionalidad y el aspecto del baño.


En mi caso, opté por un plato rectangular de carga mineral para maximizar el espacio de ducha sin comprometer la circulación en el baño. También tuve en cuenta la altura del plato, decidiendome por uno a ras de suelo para facilitar la entrada y salida de la ducha.


Además de la forma y el tamaño, la textura y el color del plato son aspectos a no olvidar. Un color que armonice con los azulejos y la decoración del baño puede crear una sensación de continuidad y amplitud. Por otro lado, una textura que contraste puede añadir un punto de interés visual y contribuir a la seguridad gracias a sus propiedades antideslizantes.

Mantenimiento de tu nuevo plato de ducha

Una vez instalado el plato de ducha de carga mineral, es fundamental conocer las prácticas adecuadas de mantenimiento para garantizar su durabilidad. Aunque estos platos son resistentes, no están exentos de cuidados. Es recomendable limpiar la superficie regularmente con productos no abrasivos para preservar su acabado y evitar la acumulación de cal y residuos de jabón.


En mi rutina de limpieza, utilizó un paño suave y un limpiador específico para superficies de carga mineral. Además, es importante secar bien el plato después de cada uso para prevenir manchas de agua. En caso de detectar algún daño, como pequeñas grietas o rayones, es posible repararlos con kits especializados que se encuentran en el mercado.


La prevención es tan importante como la limpieza. Para ello, recomiendo instalar una mampara de calidad que evite salpicaduras y mantenga el área circundante seca. También es aconsejable revisar periódicamente el sellado y la grifería para asegurarse de que todo funcione correctamente y no haya fugas.

Cambiar tu bañera por un plato de ducha

El costo de reemplazar una bañera por un plato de ducha

La inversión necesaria para cambiar una bañera por un plato de ducha varía según diversos factores, como las dimensiones del baño, el tipo de plato elegido y si se requieren ajustes en las instalaciones de fontanería. En mi experiencia, aunque el desembolso inicial fue significativo, los beneficios a largo plazo justificaron la inversión.


Es necesario tener en cuenta el coste de los materiales, que incluye no solo el plato de ducha, sino también azulejos, selladores y posiblemente una nueva mampara. Además, si se decide contratar a profesionales, hay que considerar el coste de la mano de obra.


Un aspecto que puede ayudar a mitigar el gasto es la posibilidad de que la renovación incremente el valor de la propiedad. Si bien no es una garantía, en muchos casos, un baño renovado y moderno puede ser un atractivo importante para futuros compradores.

Contratar profesionales vs. Hacerlo tú mismo: ¿Cuál es mejor para cambiar tu bañera por un plato de ducha?

La decisión entre contratar a un profesional o aventurarse en el proceso de sustituir la bañera por un plato de ducha por uno mismo depende de varios factores. En mi caso, opté por la seguridad y la garantía que ofrece la contratación de un equipo especializado. La experiencia y la habilidad de los profesionales aseguran que el trabajo se haga correctamente y en un tiempo óptimo.


Si bien el bricolaje puede ser una opción atractiva para aquellos con habilidades manuales y conocimiento en fontanería, es importante ser realista respecto a las propias capacidades. Un error en la instalación puede resultar en costes adicionales y problemas a futuro, cambiar una bañera por un plato de ducha puede parecer fácil, pero necesita de conocimientos específicos para una correcta instalación.


Considero que, en cuestiones de renovación del hogar, la calidad y la seguridad no deben comprometerse. Por ello, mi recomendación es evaluar las habilidades personales y el alcance del proyecto antes de decidir si se contrata a un profesional o se realiza uno mismo la instalación.

Atención

Cometer errores en el cambio de bañera por un plato de ducha haciendo uno mismo puede acarrear altos costes por errores de desconocimiento.

¿Dónde comprar platos de ducha de alta calidad?

El lugar donde se adquiere el plato de ducha es tan importante como el producto mismo. Es esencial buscar establecimientos o páginas web de confianza que ofrezcan garantías y un buen servicio postventa. En mi búsqueda de la opción perfecta, dediqué tiempo a leer opiniones y comparar precios y calidades en diferentes tiendas. La mejor opción fue sin duda Saneamientos Yagüe, donde además de cambiar la bañera por un plato de ducha, rectificaron la instalación de fontanería y se encargaron de todo desde el principio.


Recomiendo buscar marcas reconocidas que puedan brindar asesoramiento profesional. También es útil acudir a ferias de construcción y remodelación para ver los productos en persona y obtener descuentos exclusivos.


Una vez elegido el punto de venta, es importante asegurarse de que el plato de ducha cumple con las normativas y estándares de calidad vigentes. Esto garantizará un producto seguro y duradero.

Conclusiones: Cómo hacer el cambio de bañera a plato de ducha

Cambiar una bañera por un plato de ducha de carga mineral es un proyecto que puede transformar por completo el aspecto y la funcionalidad de un baño. A lo largo de este artículo, he compartido mi experiencia y los conocimientos adquiridos en este proceso, con la esperanza de que sirvan de guía para aquellos que estén considerando una renovación similar.


Es fundamental tomar decisiones informadas y planificar cuidadosamente cada paso, desde la elección del plato de ducha hasta su mantenimiento. Aunque el coste y el trabajo implicado pueden ser considerables, los beneficios a largo plazo, como la mayor accesibilidad, la eficiencia y el valor añadido a la vivienda, hacen que valga la pena.


En última instancia, la decisión entre la instalación DIY o la contratación de profesionales dependerá de las habilidades y la confianza de cada uno. Sin embargo, en mi experiencia, contar con la pericia de expertos en la materia brinda tranquilidad y garantiza un resultado final satisfactorio.


Espero que esta guía definitiva les haya sido de utilidad y los anime a emprender sus propios proyectos de renovación con confianza y éxito.

¿Qué es un plato de ducha de carga mineral?

Principalmente están compuestos por resinas y materiales como el cuarzo, marmolina que se mezclan en una argamasa compacta y con unas cualidades aptas para soportar peso y cambios de temperatura.

¿Hay diferentes tratamientos antideslizantes?

Los tratamientos antideslizantes para los platos de ducha están certificados por AIDIMA, una organización del sector del baño que certifica a cada plato de ducha según su nivel de adherencia, tanto en plano como en inclinación.
Los antideslizantes se dividen en clases, 1, 2 y 3, siendo la 3ª la máxima categoría , es decir, la que menos resbala.

DESEA EMPEZAR UN PROYECTO

En Saneamientos Yagüe, nuestra dedicación a la calidad y la experiencia en instalaciones nos convierten en la opción preferida en Parla. Confíe en nosotros para llevar a cabo sus proyectos con profesionalismo y eficiencia.